Empoderando Comunidades Vulnerables, proyecto en conjunto de Uniandes y Bath University

Ingeniería Eléctrica y Electrónica /16 de Abril de 2018

 

La minería es una de las fuentes de ingreso y empleo más importantes de Colombia, según cifras del Ministerio de Minas y Energía esta industria otorga 350 mil empleos directos y por cada empleo directo se generan cuatro empleos indirectos. Sin embargo, el ejercicio minero no siempre se realiza de forma sustentable con el medio ambiente, la minería irresponsable es un problema que afecta enormemente al país, ya que sus practicas ponen en riesgo la salud humana y el bienestar del ecosistema. Por ejemplo, la extracción de oro ilegal se realiza utilizando mercurio, ya que éste se adhiere bien al metal precioso, el problema radica en que después de extraído el oro, el mercurio es vertido a las fuentes hídricas, generando graves problemas de salud en la población local.

Ante la falta de control y la continua realización de dichas prácticas, la Universidad de los Andes y la Universidad de Bath están realizando en conjunto el proyecto Empowering the Vulnerable Communities, cuyo objetivo es brindarles a las comunidades afectadas por la minería irresponsable las herramientas para saber cómo es la calidad del agua que están utilizando y así poder tomar medidas de prevención.

image5b25d.jpeg

El proyecto financiado por Newtown Fund está liderado por: Alba Ávila profesora asociada del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad de los Andes y por Mirella Di Lorenzo profesora asociada del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Bath. El equipo de trabajo en Uniandes tiene experiencia en la realización de sensores de análisis fisicoquímicos, pH, oxigeno disuelto y conductividad, mientras que la Universidad de Bath ha adelanto sus investigaciones específicamente en el desarrollo de sensores para detectar la presencia de metales pesados como: mercurio, cadmio y plomo. Integrando los dos trabajos de investigación se busca desarrollar sensores portátiles y de bajo costo que puedan fácilmente ser utilizados para monitoreo por las poblaciones en aquellas zonas afectadas.

En marzo del presente año, el equipo realizó su primera salida de campo, en el Parque Amacayacu y en la comunidad de Santa Sofia; ubicadas en el Amazonas. Esta investigación en campo permitió probar las sondas y tecnologías aplicadas para detección de metales en esta región. En la cual es de interés de múltiples actores tener datos de la “salud” del agua que pueda ser útil para entender cuáles son los impactos ambientales y cómo es la salud de las comunidades.

Involucrar a las comunidades es un aspecto fundamental de este proyecto; los investigadores buscan entender cuál es la percepción que tienen los pobladores respecto al agua y cómo el uso de esta para actividades económicas y caseras afecta su vida diaria, además este proyecto busca generar conciencia sobre la importancia de monitorear la calidad del agua en zonas remotas. Al trabajar directamente con las comunidades locales se les entrena para que más adelante ellos puedan quedarse con las sondas de agua y así tengan las herramientas tecnológicas para analizar el agua por sí mismos. Los datos son adquiridos por una aplicación desarrollada para Android (ClaProbe) y son visualizados en una plataforma web abierta en el servidor de Uniandes.

Este proyecto es la continuación de proyectos desarrollados con Santurbán y Teusaca. Este ha sido un esfuerzo de colaboración entre profesores de Ingeniería Civil y Ambiental (Johana Husserl), Ingeniería Química (Felipe Muñoz) y Economía (Juan Camilo Cardenas). Con el apoyo del Newton Fund, USAID, IBM, Inalambria, acueducto Progresar, entre otros.